Garden of Life

Sí, nos encanta la comida, no lo vamos a esconder. Por eso, a la hora de elaborar vitaminas, probióticos o proteínas en polvo, todo empieza siempre con alimentos de verdad, que proporcionan a nuestras fórmulas sus mejores propiedades. Esto tampoco lo escondemos. No nos van los compuestos químicos sintéticos de ensueño que salen de laboratorios comerciales en masa, así que que sean otros los que vendan estos «suplementos», muchas gracias.


Además de todo lo que usamos en nuestros productos, le damos la misma importancia a qué es lo que no usamos en ellos: en Garden of Life, odiamos los químicos sintéticos que la mayoría de empresas usa en sus productos. Sí, es cierto que estos agilizan la fabricación y la producción en masa con una eficiencia extrema, pero lo que nos preocupa a nosotros no es esta eficiencia, es tu salud. Nos lo tomamos con calma, lo hacemos todo a mano, dejamos que crezca en una tierra fértil y ecológica con abundante luz solar, aire y agua, y solo recolectamos cuando esté listo para tratarlo con mimo y convertirlo en un suplemento alimenticio cargadito de nutrientes. Este es nuestro mantra.

La ciencia tras los alimentos integrales

Tu cuerpo está diseñado para ingerir, procesar y obtener la nutrición que necesita de la comida, de alimentos de verdad. Comenzamos echando un vistazo a qué nutrientes faltan en nuestra dieta para saber en qué enfocarnos al elaborar nuestros productos: sabemos que los alimentos extraordinarios son la base de una salud de hierro, por lo que solo nos interesa lo mejor que nos da la madre naturaleza.

Cuanto más limpio, mejor

Puede que empecemos con qué ponemos en nuestros productos, cierto, pero a continuación seguimos mimándolos controlando qué no ponemos en ellos, prestando atención a su nutrición para obtener alimentos de verdad. ¿Alguna vez te has parado a leer la lista de ingredientes de una bolsa de manzanas y te ha sorprendido una ristra de agentes químicos? Si no los quieres en tu comida, nosotros tampoco los queremos en nuestros suplementos. ¡Contamos con certificaciones de terceros que lo corroboran!

De la tierra a la mesa

La trazabilidad es un factor clave que hace de los productos de Garden of Life algo muy especial. Todo comienza por saber de dónde vienen todos nuestros ingredientes y por conocer de primera mano a nuestros proveedores: desde dónde plantan y cómo recolectan hasta la cantidad que pagan y cómo tratan a las personas que trabajan en las granjas.

Solo tienes que echarle un vistazo a nuestras fórmulas: nuestra línea de productos myKind Organics, creada en colaboración con Alicia Silverstone, se elaborada con frutas y plantas ecológicas, y todos sus productos cuentan con la certificación ecológica del Departamento de Agricultura de Estados Unidos y no contienen OMG, verificado por el Non-GMO Project. Todas estas certificaciones nos avalan y nos llevan a usar frutas y verduras cultivadas sin el uso de estos agentes químicos; queremos lo mejor de alimentos que se cultivan sin elementos perjudiciales, y lo hacemos así porque es la única forma que tenemos para hacer gala de nuestra promesa de fomentar una salud de hierro.

Nuestras Certificaciones