Tu cuerpo

Cetosis 101: El arte de crear una dieta cetogénica

En pocas palabras en una dieta cetogénica, el 70-80 % de las calorías procede de las grasas. El 20-30 % restante se obtiene de los carbohidratos y las proteínas. Este tipo de dieta hace que el cuerpo entre en un estado de «cetosis», con el que se queman grasas mayoritariamente.

 

Lo más importante de todo: para entrar en ese estado de cetosis, tienes que restringir la ingesta de carbohidratos y azúcares: no puedes tomar más de 50 gramos al día. Esto hace que tu cuerpo primero queme los carbohidratos con los que cuenta, para después hacer lo mismo con la glucosa almacenada y, por último, pasarse a la cetona. El hígado es el que se encarga de producir las cetonas, de las que el cuerpo se sirve inmediatamente para crear una potente producción de energía y suplir las funciones cerebrales.

 

La cetona son un «supercarburante», y el ácido betahidroxibutírico, en particular, se encarga de unos procesos influyentes y beneficiosos. El ácido betahidroxibutírico es esencial para la regulación de genes importantes, la regulación de la inflamación, la actividad del sistema inmunitario y la función oxidativa. Esta cetona tan importante explica por qué la dieta cetogénica es tan beneficiosa.

 

Cetosis 101: El arte de crear una dieta cetogénica

Tu cuerpo

Cetosis 101: El arte de crear una dieta cetogénica

2020-10-12 14:57:00Por Garden of Life

 

No obstante, antes de empezar cualquier dieta, háblalo con tu médico de cabecera, sobre todo si la dieta keto es nueva para ti. Después de todo lo que te hemos contado, ¿no crees que la dieta cetogénica puede ser buena para ti?

 

Principales beneficios de una dieta cetogénica

Facilita la pérdida de peso

 

Diversos estudios han demostrado que las personas que siguen una dieta cetogénica acompañada de ejercicio, pierden peso. Una investigación larga llevada a cabo en personas que siguieron una alimentación cetogénica durante 24 semanas, demostró que hubo reducciones significativas en el peso y el IMC. Estos resultados se consiguieron con un programa de alimentación cetogénica con un alto contenido en grasas y bajo en carbohidratos.

 

Mejora la salud cardiovascular

 

Uno de los mitos sobre la salud que debe desaparecer es la antigua afirmación que dice que la grasa obstruye las arterias y que, como consecuencia, deriva en una cardiopatía coronaria. La causa subyacente de las enfermedades cardíacas es la inflamación, que desencadena la acumulación de placas. Seguir una dieta cetogénica mejora la salud corporal como respuesta a una inflamación.

 

Ayuda a mantener los niveles de azúcar en sangre

Se ha demostrado que esta dieta baja en carbohidratos ayuda a obtener efectos beneficiosos en el control glucémico, como el mantenimiento de unos niveles saludables de glucosa en sangre.

 

Mejora la salud cerebral

 

Uno de los principales beneficios de la dieta cetogénica es que gracias a ella se producen y liberan cetonas, las cuales estimulan la síntesis de las nuevas redes neuronales en el cerebro y activan la función cerebral general.

 

Incrementa los niveles de energía

 

Mantener unos niveles de energía elevados solo con carbohidratos resulta una tarea complicada, especialmente durante un entrenamiento o un día ajetreado. Durante la fase de cetosis, se utiliza la energía como combustible para alimentar el cerebro con cetonas y mantener uno niveles de energía elevados.

 

 

Guía para principiantes de la dieta cetogénica

 

Paso 1: Ayuno

 

Empieza con un ayuno que dure 1-2 días. No olvides que el agua es muy importante. El ayuno forzará al cuerpo a quemar todos los carbohidratos disponibles, la forma perfecta para que entre en cetosis. Consulta a tu médico de cabecera antes de empezar el ayuno.

 

Paso 2: El buen alimento cría entendimiento

 

Es hora de llenar tu despensa con cientos de alimentos cetogénicos para que empieces con la experiencia en cuanto se termine tu ayuno. Necesitarás grasas saludables, como aguacates y aceite de coco, así como proteínas. ¿No sabes muy bien por dónde empezar? Te aconsejamos champiñones, brócoli, marisco, aves, huevos, queso y yogur griego.

 

Paso 3: Hazte con un suplemento cetogénico

 

Elige entre los productos de la línea baja en carbohidratos y cetogénica de Garden of Life. Son una excelente manera de convertir tu dieta cetogénica en algo práctico. Estos versátiles polvos simplifican la vida a la hora de contar grasas, proteínas y carbohidratos. Tómalos como un sustituto de comida o añádelo a batidos, smoothies, platos o repostería. Puedes elegir entre miles de opciones.

 

Paso 4: Quien come con cordura, por su salud procura

 

Programa y prepara tu primera semana de menús. Una vez que le cojas el truco, crearás tus propias creaciones de alimentos y proporciones cetogénicos que sean agradables para tu paladar.

 

Paso 5: Deporte para un buen porte

 

Asegúrate de poner tu cuerpo en movimiento. Tanto si intentas perder peso como obtener una salud inmejorable gracias al estilo de vida cetogénico, el ejercicio es una pieza clave del rompecabezas. Si no sigues una rutina de entrenamiento, haz algo con lo que disfrutes. Caminar enérgicamente durante 30 minutos unas 3-4 veces a la semana es una excelente manera de comenzar. Patina, nada, escala… ¡Diviértete! El ejercicio y el movimiento también ayudan en la digestión, algo muy importante cuando se adopta un estilo de vida cetogénico.

 

 



Garden of Life

Garden of Life

Escritora y Experta